Novedades

Novedades

La importancia de hacerse estudios médicos

24-08-2015

Hidratación, entrenamiento, alimentación, estudios médicos...




La actividad física sistemática produce distintos cambios fisiológicos inducidos por la práctica continua y repetitiva. Estos cambios están dados a distintos niveles funcionales del organismo humano, entre los que destacan los cambios morfo-fisiológicos, bioquímicos y psíquicos. 

Los cambios funcionales no ocurren de forma inmediata; van surgiendo como un proceso de adaptación del organismo a las cargas de trabajo a las que está sometido continuamente, y es precisamente esta capacidad de adaptarse del organismo es la que permite mejorar los resultados en las competencias. 

Pero no debemos pasar por alto que la actividad deportiva de moderada a intensa, demandan un grado de exigencia física que durante el esfuerzo desequilibra nuestro organismo, sacándolo de su estado natural de homeostásis (condición estable del organismo) produciendo cambios como: aumento de la frecuencia cardíaca, aumento de la presión arterial, aumento de la temperatura corporal, aumento en el consumo energético, etc. Estos cambios durante la exigencia física, en un organismo sano producen adaptaciones que llevan a mejoras en el rendimiento. 

Para asegurarse de tener un organismo SANO que permita realizar determinados esfuerzos sin consecuencias, es MUY IMPORTANTE realizarse periódicamente evaluaciones y estudios médicos que descarten o detecten a tiempo patologías que puedan poner en riesgo la salud. 

A modo preventivo, es recomendable hacerse todos los años estos simples estudios médicos, previo al inicio del calendario deportivo, ya que de aparecer factores de riesgo, permite tratarlos a tiempo. 

Estudios médicos a realizarse:

1 - Ecocardiograma (ecografía del corazón) Permite obtener imágenes de la anatomía del corazón, la actividad cardíaca y el flujo sanguíneo.
2 - Ergometría (electrocardiograma de esfuerzo) Permite valorar la respuesta del corazón sometido a ejercicio.
3 - Exámen citológico de orina. Permite detectar infecciones virales y cambios precancerosos y cancerosos en las células. 
4 - Hemograma (análisis de sangre) Permite evaluar tres tipos de células sanguíneas: glóbulos rojos, glóbulos blancos y plaquetas.


Estos simples estudios, no tienen costos elevados y les dará la posibilidad de saber si están aptos para hacer actividad física sin riesgos para su salud. 


ENTRENAR CON PROFESIONALES CAPACITADOS 

Luego de haberse hecho estos estudios que les asegure gozar de buena salud, ya se puede comenzar con las sesiones de entrenamiento. Lo ideal, es iniciar un acondicionamiento físico planificado y supervisado por un profesional capacitado en entrenamiento deportivo, ya que de esa forma, se podrá realizar un plan de entrenamiento acorde a la propia capacidad, minimizar riesgos de lesiones, evitar posibles frustraciones y planificar objetivos realistas que puedan cumplirse en plazos lógicos. 

ALIMENTARSE CORRECTAMENTE 

La alimentación ocupa un lugar muy importante en el rendimiento deportivo, ya que el combustible que necesita el cuerpo humano para generar cualquier movimiento proviene de los alimentos que incorpora. Un correcto balance en la ingesta de los mismos (hidratos de carbono, proteínas y grasas) asegura la incorporación de los nutrientes que el organismo necesita para estar saludable y funcionar eficientemente.